Dermatitis atópica

La dermatitis atópica (piel atópica) es común en los bebes y niños pequeños, constituye un tipo de piel muy seca en la que se producen brotes inflamatorios en intervalos de tiempo más o menos cercanos. Durante estas fases de brote, aparecen en la piel unas placas rojas de diversos tamaños que producen muchos picores. Al principio son exudativas y, con el tiempo, se van volviendo mas gruesas y secas. Picores: perturban el día a día del enfermo y, a veces, son tan intensos, que impiden al niño dormir. Piel: El aspecto de la piel siempre es seco, pálido y áspero, incluso entre brote y brote. La piel presenta una sequedad general y difusa, durante las fases de brote, aparecen zonas de crisis. en los niños menores de un año, estas zonas se concentran en las mejillas, tronco y miembros. Más adelante, se extiende a los pliegues que forman codos y rodillas. Pequeños trucos contra la piel con tendencia atópica xeracalm_note_0

  • Ducharse en vez de bañarse y utilizar productos adaptados para este tipo de piel.
  • Intentar no tocar la piel aunque pique, para evitar el picor usar ropa suave y de algodón.
  • Asegurarse que no queden restos de detergente despues de lavarla.
  • Se debe evitar el polvo en casa ( aspirar en vez de barrer) , las moquetas, alfombras y el papel pintado son nidos de polvo. Además, deben evitarse almohadas de pluma y colchones de lana.
  • Airear las habitaciones todos los días  y evitar poner la calefacción por encima de 19 grados.
  • masaje emoliente: aplicar dos veces al día.
  • dermatitis atópica
    dermatitis atópica

 

Deja un comentario

Empieza a escribir y presione ENTRAR A LA BÚSQUEDA